Posicionar en Google con semántica de contenido

Posicionar en Google con semántica de contenido

Al momento de posicionar en Google, la semántica juega un papel esencial. Es posible que en más de una ocasión hayas escuchado o leído la frase “Google cada día es más semántico”. Sin embargo, ¿De qué va todo ese rollo de la semántica?

Gracias a los rápidos cambios por parte del buscador más popular del mundo y su afán de perfeccionar más su inteligencia, varios se inquietan al preguntarse si todavía habrá cabida para armar estrategias de contenido.

También te recomiendo leer:

Varios señalan que el SEO pronto dejará de existir, que de nada servirá crear contenido porque Internet posee muchas evoluciones.

Por eso, mi fiel amigo… el día de hoy quiero que entiendas perfectamente de qué va la semántica y los cambios que Google implementó. ¿Cuál es la razón de que dicha palabra sea de tanta relevancia cuando trabajas en el marketing de contenidos? Lo veremos a continuación.

Definición de Semántica

posicionar en Google

Cuando hablamos de marketing digital es inevitable no pensar en las métricas ¿correcto? La típica frase de “no lo sé, estoy en las Ciencias Humanas” no sirve de mucho ahora. Aparte, afecta negativamente las metodologías aplicadas en el contenido.

Pero no hay que apresurarse. Con este artículo, relacionado a métodos y algo de historia, quiero que entiendas más la lingüística de Google.

Primero que todo, la semántica simplemente es el estudio del significado de la palabra. Siendo un poco superficial, parecería hasta un tema filosófico ¿verdad? De hecho, es eso… en cierta parte.

Gracias a Ferdinand de Sausurre, temas como: paradigma, sintagma, significante, significado, etc., han sido explicados. La ciencia que plantearon continúa siendo importante (en especial cuando se habla de Google), ya que muestra cómo el discurso de una persona se crea antes de que hable.

A comienzos del siglo XX, ya se conocían frases como “compré un sofá nuevo sofá”, y lógicamente, carecía de sentido lingüístico.

Existe, entonces, una zona semántica natural en el cerebro humano. Las personas conocen, naturalmente… la formación y “sofá nuevo” carece de sentido si la palabra “sofá” aparece nuevamente como complemento.

Se podría complementar la frase “compré un sofá nuevo” usando el “hace poco” “hace dos días”, etc. Todo esto le da más sentido.

Hay una forma más natural de comunicación y allí está lo semántico.

Google implementa Hummingbird

Una de las más grandes actualizaciones por parte de Google en 2013 que Saussure ya conocía y, los usuarios también.

Todas las palabras clave continuarían siendo relevante, claro está. Sin embargo, no tiene lógica alguna llenar el contenido con dichas palabras. Google comprendió muy bien que no existen personas en la vida real hablando de esa manera.

Yendo más allá: no hay personas que piensen naturalmente de esa manera.

Bienvenido RankBrain

Después de la primera actualización, Google dio otro paso en 2015 abriéndole la cancha a RankBrain.

Después de haber agregado diversas definiciones de semánticas gracias a la herramienta, empezó a comprender el uso del lenguaje humano. Conforme fue leyendo lo que una persona crea en Internet, fue adquiriendo el conocimiento de cómo las palabras se iban vinculando e inclusive, como otros países y ciudades podían estaban comunicándose.

Correcto. En tan solo dos años, Google además de aprender la función de la lingüística, fue un paso más allá. ¿Acaso ahora se entenderá la aplicación del estudio y la manera en que se puede ayudar en una estrategia?

Latent Semantic Indexing — LSI

Primeramente, la profundidad de las palabras clave en tu contenido no tiene tanta relevancia. De hecho, la Keyword seleccionada, requiere trabajarse dentro del contenido, pero, de una manera totalmente natural. Dicho trabajo no se hizo más sencillo, es verdad…. Sin embargo, es más entretenido así.

A pesar de que Latent Semantic Indexing (LSI) suena algo complejo, es muy sencillo de comprender. A nivel básico, Google se encarga de entender el vínculo entre palabra, frase, concepto, páginas y blogs.

De inicio, es indispensable maquinar una metodología en ese entendimiento. Es sumamente importante conocer nuevos sinónimos para que todo el artículo posea un sentido más semántico a ojos de Google.

¿De qué manera se puede usar el LSI para posicionar en Google?

Ahora que ya sabes de antemano que repetir palabras no funciona y puede ser perjudicial para el SEO, es momento de probar otra cosa.

El LSI junto a su semántica dejaron bien claro que los textos bien estructurados son los que generarán un resultado. Para hacer esto, es necesario gozar de una buena creatividad.

Para alegrarte la lectura, Google ya te ofrece una inmensa ayuda. Y si bien no existe una fórmula mágica, es bueno que consideres estos consejos si buscas inspiración al momento de posicionar en Google:

  • Dale valor a los títulos e intertítulos (H1 y H2) porque continúa siendo de utilidad dentro del posicionamiento.
  • Usa a Google como ayuda para estructurar un campo semántico.
  • Crea contenido original y cada vez que lo hagas, hazlo mejor que el anterior.
  • Construye tus estrategias pensando en ello.
  • Complementos como Yoast SEO son de ayuda, pero no te enfoques tanto en ella.
  • Investiga otras fuentes para la creación de palabras clave.
  • Los sinónimos son buenos siempre y cuando no se abusen de ellos. Trata de controlar las palabras.

Sigue tu estrategia y, además, ten presente que Sausurre planteó en la investigación semántica que el lenguaje es natural. El forzamiento del contenido para optimizar el SEO es malo y Google no quiere eso.

Siempre contenido de calidad

El SEO, la creatividad y los conocimientos dentro de lo semántico jugarán un papel esencial dentro de tus estrategias.

Recuerda siempre que la experiencia del usuario junto a la semántica deberá estar creada para el disfrute de una persona real y no un robot de Google.

Deja un comentario